9 de julio y la casa de Tucuman